Pages Menu
Compartir
Seguir
Abc Pack


Cinta Adhesiva

Cinta Adhesiva

Cosa de filósofos.

Cuentan que en el año 400 A.C., Sócrates , el famoso filósofo griego, salió de su casa a buscar unas maderas para tapar un agujero, que se le había hecho en una de las paredes de su casa. Mientras realizaba esta delicada misión, la punta de su toga se impregnó de sabia pino y se pego a su pierna. Cosa que resulto realmente incómodo para el filósofo. Cuando llegó al hogar, pegó la parte pegajosa de la toga con resina en el agujero de la pared y éste ya nunca más se destapó.

El filósofo mostró el trabajo de reparación a sus amigos y pronto todos empezaron a usar la combinación de tela con material pegajoso para unir todo tipo de material. Así, lo que era un desagradable incidente, al tener que tirar una toga por estar manchada de resina, fue aprovechado por la creatividad de Sócrates para crear la que podemos considerar, primera cinta adhesiva de la historia.


Apósitos sanitarios.

Los primeros apósitos adhesivos de los que se tiene referencia, fabricados ya industrialmente, nacieron el 1882 en Hamburgo (Alemania). Se fabricaban a partir de la gutapercha, la goma obtenida del árbol “percha”. Esta sustancia era muy próxima al caucho (se denomina caucho natural), que es dura en estado natural y que se reblandece cuando se la calienta en agua. Posteriormente , además de los apósitos de gasa con gutapercha, se fabricaron otras preparaciones dermatológicas, como el esparadrapo. Con cintas de papel o de tejido de algodón, hilo o seda cubierta por una cara con un producto en plástico destinado a acercar los bordes de las heridas. En 1886 se lanza la primera cinta adhesiva a base de tela. Este producto servía también para reparar neumáticos de bicicletas. En 1890 ya existían en el mercado varios tipos de apósitos.

Con el comienzo del siglo XX los apósitos se afianzan, se transforma la fabricación manual en fabricación mecánica. Al mismo tiempo los fabricantes empiezan a pensar que el futuro no está en los apósitos médicos, sino en los artículos que permitan una aplicación más amplia de estos. Después de años de investigación, en 1901 aparece el primer apósito adhesivo de pegado inmediato y que no arranca la piel. De aquel esparadrapo derivó la primera cinta adhesiva que hoy conocemos.


Cuestión de guerra.

En el 1920 investigadores de una importante empresa estadounidense, inventaron una cinta adhesiva de tela que denominaron Duct Tape (cinta de conducto). Esta cinta fue pensada para ser usada por el ejercito, que necesitaba una cinta fuerte e impermeable que permitiera mantener las municiones secas. Como era impermeable los soldados se referían a ella como la cinta “pato”. Esta cinta fue ampliamente probada en la segunda Guerra Mundial y se usó para casi todo. Era muy práctica porque se podía rasgar a mano y podía usarse para hacer las reparaciones rápidas a jeeps, aviones y equipos militares en general.
Ya pasada la guerra, esta cinta hecha de tela y caucho natural, empezó a usarse en conducciones de aire acondicionado y de calefacción y para muchas otras aplicaciones. La investigación para la guerra había creado un material casi perfecto que hoy es bastamente utilizado y que conocemos habitualmente como cinta americana. Hoy, en muchas películas de Hollywood, podemos ver como sirve para atar las manos y pies en los secuestros o para evitar que la gente hable. La cinta adhesiva todo terreno, también cambió el color verde oscuro del ejercito por otro de gris plateado que es el que conocemos hoy.

Desprender suavemente:

Hacia el 1920, también en Estados Unidos, la moda de las pinturas a dos tonos estaba en pleno auge. El perfeccionamiento de la pistola permite realizar un acabado cuidadoso pero el delimitar los colores plantea un problema tremendo. Para este trabajo se utilizaban periódicos viejos que se pegaban con cola y una vez terminado el trabajo se tenían que arrancar todos estos periódicos. El papel engomado que se desarrolla en aquella época, permite obtener muy buenos resultados con un considerable ahorro de tiempo. En 1927 se lanzó la primera cinta de papel con caucho, impermeabilizado y engomado por una cara. Los obreros vieron que se ahorraba mucho tiempo y mucha cola aplicando esta cinta y como reconocimiento a esta economía, la llamaron “cinta escocesa”. Hoy esta cinta de pintores es conocida con el nombre de “Krepp” o Masking Tape”.

Menos ligar y más enganchar.

Sobre el año 1930 se empezaron a fabricar cintas adhesivas con un soporte de celofán transparente, este material permitió el empezar a utilizar esta cinta en embalajes sustituyendo la cuerda. La cinta adhesiva permitía embalar más rápidamente y obtener paquetes más compactos y herméticos. Esta cinta dio nombre al famoso “celo” que es aún utilizado en nuestros días para denominar a la cinta utilizada en la oficina.
En los años 70 y 80 ya se podía encontrar cinta adhesiva de muchos tipos, igual en las farmacias (esparadrapos) y librerías como en los escaparates de bricolaje y ferreterías. Hoy la cinta adhesiva se ha incorporado a nuestra vida diaria bajo muchas formas: para embalar, para sujetar moquetas, para unir dos cables de la luz, proteger las superficies antes de pintar, decorar, etc.
Así que, en nuestros días, nuestra vida ya no sería igual sin algún tipo de cinta adhesiva que nos ayude en alguna cosa.

FABRICACIÓN

La calidad depende de los materiales.
Según los materiales con que se fabrique la cinta adhesiva podemos obtener una determinada calidad o producto para una aplicación concreta. Como ya hemos visto en la historia de este material, para su fabricación necesitamos de dos componentes:
– El soporte. Puede estar compuesto por diversos materiales,aunque la mayoría son filmes plásticos y de papel
– El adhesivo. Es la masa de cola que hace que el precinto se   pegue. Existen diferentes tipos que detallamos a continuación.
Para la fabricación también interviene una capa de fijación del adhesivo al soporte y en algunos casos una capa de antiadherente que permite el fácil desenrollado de la cinta.
A continuación detallamos los diferentes tipos de soportes y adhesivos que son más estándares en el mercado.

Soportes: La Resistencia.

Los papeles
: Se trata de un papel kraft lacado en la superficie que puede ser liso o rizado, a veces esta impregnado o tratado y se utiliza normalmente para los trabajos de pintura.

Cinta AdhesivaEl cloruro de polivinilo (PVC): Es una película sintética transparente e impermeable, resistente a los ácidos y a ciertos disolventes. Puede fabricarse en diferentes coloridos y admite impresión. Se pueden recubrir otras películas en plástico como por ejemplo el polipropileno, el polietileno y el poliéster.

El PVC plastificado: Es un cloruro de polivinilo al que se le ha añadido un plastificante, lo que le permite alargarse en un 150 a 200%. Con un tratamiento puede ser un excelente aislante eléctrico.

Los tejidos de algodón y fibra:

Tienen una gran resistencia a la rotura y pueden cubrirse con una capa de plástico para hacerlos impermeables.

Los soportes reforzados

: Son películas de plástico que están reforzadas con hilos de fibra de vidrio, con una red textil o con una capa de fibra que permite obtener una cinta de gran resistencia.

Adhesivos: El agarre.

Caucho natural: Es un adhesivo fabricado a partir de la goma obtenida por el “árbol de la goma”. Esta resina se disuelve con unos disolventes especiales y se aplica sobre el soporte. Es un adhesivo de gran agarre al instante. Este adhesivo confiere a la cinta el típico color caramelo. Los colores estándares de esta cola son al transparente, blanco y el marrón.

Hot Melt:

Este adhesivo es a base de cola sintética que se calienta para licuarla y aplicarla sobre el soporte. Hay varios tipos de cola y generalmente tiene un agarre más lento que la de caucho. Los colores estándares de esta cola son al transparente, blanco y el marrón.

Cinta AdhesivaAcrílico: Este adhesivo esta disuelto en base agua, es fácil de aplicar pero generalmente da peores resultados que el hot melt o el caucho. Este adhesivo permite ser coloreado y con el se pueden conseguir cintas de diversos colores.

Adhesivos especiales: Según las diferentes aplicaciones, se pueden conseguir adhesivos especiales a base de polímeros, acrílicos y otros a base de elastómeros con silicona. Los dos ofrecen una excelente resistencia al calor y al envejecimiento.

La capa de anclaje del adhesivo: Es importante que la cinta tenga bien agarrado el adhesivo en una cara, para evitar que, al desenrollar, la cola se quede pegada en el dorso de la cinta. Para esto se debe poner antes del adhesivo una capa que consigue el perfecto agarre de la cola al plástico.

La capa anti-adherente: 
Esta capa es para evitar todo lo contrario de la anterior. Esta capa de anti-adherente cubre el anverso del soporte de plástico y evita que se le adhiera la capa de adhesivo.

Fabricación: Hacer un sándwich.

Las masas adhesivas se preparan de forma diferente según el tipo de adhesivo al que se refieran. La masa de caucho es la que requiere una mayor elaboración ya que parte de las resinas trituradas y amasadas en presencia de disolventes.
Una vez obtenido el adhesivo, se hace el recubrimiento de las cintas en máquinas muy especializadas y perfeccionadas, lo que permite recubrir la cinta en una sola pasada.

El film de soporte recibe primero una capa de anclaje sobre una de sus cara. Se seca y después recibe sobre la otra cara una capa de anti-adherente. Se seca nuevamente y después se recubre la primera cara con la masa adhesiva. La cinta se vuelve a secar por tercera vez y finalmente se enrolla obteniéndose la bobina recubierta de adhesivo. Esta bobina es de grandes dimensiones y después se corta en medidas aptas para su utilización.

También hay instalaciones especiales para fabricar otros tipos de cintas adhesivas destinadas a usos técnicos determinados, como los soportes de espuma que se emplean para hacer burletes, o las cintas doble cara.
Dado que estos procesos son extremadamente delicados, los fabricantes que se precian disponen de controles de calidad muy estrictos. Un servicio especial de control examina las materias primas, los productos en curso de fabricación y acabados, así como todas las operaciones efectuadas en las diferentes etapas de fabricación. Normalmente se efectúan controles según normas ISO y normas AFERA (Asociación de Fabricantes Europeos de Cintas Adhesivas.

PRODUCTOS

Embalaje: El arte de enganchar cerrando.
El mercado más importante de las cintas adhesivas es, actualmente, el del embalaje. Se calcula que un 65% de toda la producción de cinta adhesiva va destinada a este mercado. Normalmente se usa para el cerrado de cajas pero también puede ser utilizada para cerrar bolsas de plástico, para reforzar el envuelto de los palets, etc.
Puede utilizarse en diversos colores pero los estándares son el transparente, marrón y blanco. Entre ellos el más utilizado es el transparente para la cinta anónima y el blanco para la cinta impresa.
El ancho más utilizado es el de 50 mm., aunque algunas veces también se gasta en 38 o 75 mm. En cuanto al largo depende de la zona. En general se gasta en 66 mts. de largo, pero también se suele gastar en 100, 132 o 200 mts.

Esta cinta permite realizar una buena promoción publicitaria para el fabricante propietario de los embalajes, por esto una buena parte de esta cinta se sirve impresa con el nombre del cliente. Al mismo tiempo estas cintas impresas con el nombre del cliente son un sistema simple y eficaz de evitar robos en los traslados, portes, etc. ya que es difícil abrir la caja y después volver a pegarla con la misma cinta.

Cinta Adhesiva

 

Construcción: La mascara de usar y tirar.

La cinta más utilizada en segundo lugar es la de papel crepado. Su facturación puede estar en un 10 al 15% del total de las ventas de cinta adhesiva. Esta cinta se utiliza mayormente en construcción, para pintar las paredes de los pisos, pero también puede tener otras aplicaciones como: pintura de coches, sujeción de rollos de tela, material eléctrico, etc.

Otra variante de esta cinta es la de papel para embalaje en sustitución de la de plástico y también para el precintado de cuadros por la parte trasera. El papel para el embalaje se está usando cada vez más por su característica de biodegradable.

Doble cara: La adhesión doble.

Del 5 al 10% del mercado de cintas adhesivas lo ocupan las de doble cara o bi-adhesivas. Estas son las cintas para finar moquetas y alfombras, enganchar clichés en las máquinas de imprimir, pegar números y carteles de aluminio, etc. Es muy usada en el sector del automóvil para pegar retrovisores.El soporte de esta cinta es su propio cuerpo porque tiene adhesivo por las dos caras. Esto hace que necesite una protección con un papel parafinado que evite el pegado sobre si misma.

Cintas papelería: El celo de siempre

Son rollitos de cinta adhesiva, generalmente transparentes que se usan para pegar sobre papeles, envolver regalos, cerrar bolsas, etc. Generalmente se usan con un aplicador de sobremesa y suelen ser de anchos entre 12 y 19 mm. El largo suele ser de 33 o 66 mts.

Cinta reforzada: Esta si que aguanta

Es una cinta adhesiva reforzada con hilos de fibra de vidrio. Normalmente estos hilos van colocados longitudinalmente, pero también existen calidades con los hilos colocados longitudinal y transversalmente.

Es una cinta muy utilizada cuando además de pegar debe resistir fuertes tensiones propias de materiales como el fleje. Se suele usar para el encintado de cajas pesadas, la sujeción de tubos o de planchas de metal.

Cintas plastificadas especiales: La cinta de los electricistas

Son cintas de PVC flexible, adaptable e impregnable y están concebidas para aislar cualquier instalación eléctrica hasta 9500 voltios.Estas cintas tienen la características de que son inalterables. Sirven para hacer empalmes y para reparaciones eléctricas en general y en caso de fuego no propagan la llama una vez ha tenido contacto con ella.

APLICACIONES

Como ya hemos dicho las cintas adhesivas ya forman parte de nuestra vida, y esto es por la gran cantidad de usos que les podemos dar. A continuación detallamos algunas aplicaciones que podemos dar a estas cintas todo terreno.

Cerrado de cajas de cartón.Cortar maderas con un corte limpio o evitando que se rompa la ultima capa.Proteger documentos oficiales. Plastificar. Encolar un jarrón roto. Hacer mudanzas. Trabajos manuales. Hacer paquetes de tubos y piezas pesadas. Pintar paredes y coches. Pegar moquetas. Arreglar un enchufe. Hacer un empalme o reconocer cables eléctricos. Pegar útiles en cocinas o paredes. Fijación de clichés para impresión. Marcar suelos para determinar almacenes.

Cinta AdhesivaCONSEJOS PRÁCTICOS

Los adhesivos pierden fuerza con el tiempo por lo que se recomienda no estocar material más de 6 meses.Las cintas adhesivas con soporte de PVC son muy susceptibles a los cambios de temperatura y en especial al frío. Se ha de evitar estocar este producto en ambientes por debajo de los 10º C. Las cintas adhesivas pegan por simple presión sobre toda la superficie. Es, sin embargo, necesario que esta superficie se encuentre limpia y seca, sin polvo, humedad o grasa. En caso de las cajas de cartón, conviene tenerlas en lugares donde no cojan polvo y para otros trabajos más delicados, conviene limpiar bien antes con alcohol. Conviene evitar disolventes para limpiar porque podrían deteriorar el soporte.


Empresa
Solicitar información y/o presupuesto



Sector de actividad*

*He leído y acepto las condiciones de la política de privacidad de datos.
recibir el e-newsletter de Abc-Pack.com con la actualidad del sector, nuevos productos y ofertas de nuestros proveedores registrados. Este servicio es completamente gratuito y puede darse de baja de él cuando desee.
* Campo obligatorio



Top