Pages Menu
Compartir
Seguir
Abc Pack


Mercancías peligrosas: fáciles de manipular

Mercancías peligrosas: fáciles de manipular

El transporte de mercancías potencialmente peligrosas puede ser una actividad compleja y suponer todo un desafío, ya que existe riesgo de incidentes, como los vertidos, que pueden suponer un peligro de incendios explosivos, quemaduras químicas para los empleados o el público, o daño al medio ambiente. Es más, los accidentes durante el tránsito de estos productos químicos pueden ser muy perjudiciales para la reputación de la marca.

Hablamos con Véronique Curulla, directora de marketing de CROWN Aerosols and Speciality Packaging Europe, una división empresarial de Crown Holdings, Inc. (www.crowncork.com), sobre cómo la solidez y resistencia del envase de metal específicamente diseñado para el “transporte de mercancías peligrosas” (CODG) lo convierten en el formato ideal para que las empresas transporten productos que son “demasiado peligrosos de manipular”.

P: ¿Qué conduce a la necesidad de envases especiales para el transporte de mercancías peligrosas?
Véronique Curulla (VC): Se utilizan materiales tóxicos e inflamables para la fabricación de muchos productos que son vitales para mantener en funcionamiento nuestro mundo moderno. Llevar estas mercancías desde donde se han fabricado a donde se necesitan, y transportarlas a un área de depósito segura, es un reto. En el caso de un accidente de tráfico o de tren durante el envío, estos componentes nocivos podrían tener un impacto en la gente y en el medio ambiente. Como resultado, los fabricantes de mercancías peligrosas en Europa deben cumplir con estrictos estándares desarrollados para garantizar un transporte seguro.

Debido al creciente nivel de integración económica en la Unión Europea (UE), se han introducido iniciativas como la Directiva 2008/68/CE sobre transporte terrestre de mercancías peligrosas para unificar las normativas de seguridad de cada uno de los Estados miembros en relación al movimiento de materiales definidos como una amenaza para la seguridad pública o el medio ambiente. Esto incluye los requisitos del uso de embalajes de calidad y alto rendimiento para evitar el vertido del material tóxico o inflamable en tránsito. Para las empresas que fabrican y transportan mercancías peligrosas, la implementación de los procedimientos de seguridad, como el uso de embalajes resistentes, no es solo una cuestión de cumplimiento de las normativas; también es una manera de demostrar que la organización está comprometida con la seguridad. Para conseguir esto, deben tratar de implementar los protocolos más rigurosos en relación al transporte seguro de los productos químicos.

Mercancias-peligrosas-faciles-de-manipular

 Según el ADR, las empresas de mensajería que transportan mercancías peligrosas deben señalizarlo en el lateral de sus vehículos con etiquetas claramente reconocibles .

P: ¿Qué otras normativas tienen un impacto actualmente en el sector del transporte de mercancías peligrosas?
VC: En Europa existen diferentes normativas dependiendo del medio de transporte que se utilice. Por ejemplo, si se transportan mercancías peligrosas por carretera, se deben cumplir los requisitos del Acuerdo europeo sobre el transporte internacional de cargas peligrosas por vía terrestre (ADR). Para el transporte de mercancías en ferrocarril, es fundamental cumplir el Reglamento internacional para el transporte de mercancías peligrosas por ferrocarril (RID). Los envíos marítimos deben cumplir con el Código marítimo internacional de mercancías peligrosas (código IMDG), pero si el transporte es por avión, hay que tener en cuenta las Regulaciones de mercancías peligrosas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés). La existencia de regulaciones específicas para cada medio de transporte se debe a los diferentes riesgos de seguridad, así como a las diferentes capacidades de carga. Por ejemplo, un camión no puede llevar tanta mercancía como un ferrocarril, por lo que la forma en que se embalan y estiban las mercancías peligrosas debe tener esto en cuenta.

Además, muchas normas europeas asignan materiales peligrosos a clases concretas según la naturaleza del peligro que representan. Las regulaciones del ADR clasifican las mercancías explosivas como Clase 1, las sustancias inflamables como clases 2, 3 y 4, los materiales oxidantes pertenecen a la Clase 5, los químicos tóxicos a la Clase 6, el material radioactivo a la Clase 7 y las mercancías corrosivas a la Clase 8. La clase a la que pertenezcan las mercancías dictará el tipo de embalaje proporcionado por el proveedor de embalaje. Su proveedor le informará de cuál es el material de embalaje, el contenedor y el cierre más seguros para sus productos, así como otros protocolos de seguridad, según su clase. Si transporta materiales inflamables, tóxicos o corrosivos pertenecientes a las Clases 3, 4, 6 u 8, Crown le recomendaría el uso de envases de metal especialmente diseñados para el transporte de mercancías peligrosas como la solución más adecuada y certificada por las autoridades regulatorias.

P: ¿Qué ofrece CROWN Aerosols and Speciality Packaging Europe a los fabricantes de este sector?
VC: CROWN Aerosols and Speciality Packaging Europe lleva desarrollando embalajes apropiados para el transporte de mercancías peligrosas durante muchos años. Podemos personalizar el diseño de los envases de metal de acuerdo con la naturaleza del producto del cliente y sus requisitos de transporte. Esto supone ajustes en el grosor del metal del recipiente y la tapa, el uso de ribetes en la pared y triple junta entre la base y la pared para reforzar el recipiente y absorber los golpes, o la inclusión de compuestos de revestimiento únicos para optimizar la seguridad del contenedor. Esto es importante no solo para proteger a los empleados y al público general del vertido del producto, sino también para evitar que el material se estropee de forma prematura, de forma que los clientes reciben mercancías de la mejor calidad para sus necesidades industriales. También personalizamos el embalaje para facilitar la manipulación por parte de los empleados de los clientes, haciendo que los recipientes sean más fáciles de llevar y transportar sin que ello afecte a la seguridad.

Tenemos un laboratorio específico con unas instalaciones avanzadas de pruebas para optimizar las especificaciones de nuestros envases metálicos, a fin de que cumplan con las más rigurosas regulaciones de seguridad europeas e internacionales y eviten que el producto se estropee o se derrame. Combinamos décadas de experiencia en embalajes, una profunda comprensión de las complejidades del transporte de mercancías peligrosas y nuestros conocimientos técnicos con los exhaustivos debates que entablamos con los clientes sobre sus problemas individuales para ayudarles a seleccionar un embalaje optimizado para las necesidades específicas de sus productos. De esta forma, ayudamos a los clientes a proteger su marca y la de las empresas a las que suministran.

P: ¿Por qué los fabricantes han de pensar en el envase de metal para el transporte de estos materiales peligrosos?
VC: Los envases metálicos ofrecen una serie de ventajas muy claras en el transporte de mercancías peligrosas. El revestimiento interno utilizado en el envasado metálico protege las paredes del contenedor frente a la corrosión y la oxidación causadas por el material introducido. Así ayudamos a optimizar su rendimiento a lo largo del tiempo de duración del material. El formato protege el material que está dentro de la exposición a la luz, el aire y la humedad gracias a su opacidad, a su sellado y a la capacidad para proporcionar unas juntas seguras. De esta forma se alarga la vida de los productos químicos sensibles, que a menudo tienen que almacenarse durante largos periodos de tiempo. Además, el metal es un material muy resistente que puede soportar golpes y sacudidas sin que afecten negativamente a su integridad como formato de embalaje.

P: ¿Cuáles son las necesidades de sus clientes en este sector?
VC: Para los fabricantes que necesitan transportar mercancías peligrosas, la protección de sus empleados, sus clientes y el público en general es primordial. Los errores y accidentes en tránsito que provocan lesiones, fallecimientos o daños medioambientales tienen un impacto desastroso en las marcas de los clientes de fabricantes de productos químicos, por lo que es importante que las empresas puedan demostrar que han tomado todas las medidas necesarias para maximizar la seguridad. Un embalaje como el metálico, que es sólido, resistente a la corrosión y ofrece mediciones y pruebas precisas para el almacenamiento de componentes peligrosos debería ser una parte vital de los mecanismos de seguridad del transporte de mercancías peligrosas.

Para estar tranquilos, es fundamental encontrar una empresa de embalaje en la que se pueda confiar y que proporcione productos fiables, fabricados por expertos según las necesidades específicas de su producto y cumpliendo con las regulaciones de seguridad del transporte de mercancías peligrosas. Una asociación como esta, con un proveedor experto que trabaja codo con codo con usted para ayudarle a conseguir sus objetivos de seguridad, es la forma más segura de proteger a las empresas y a sus clientes de los efectos corrosivos de un accidente durante el transporte de mercancías peligrosas.


Empresa
Solicitar información y/o presupuesto


Sector de actividad*

*He leído y acepto las condiciones de la política de privacidad de datos.
recibir el e-newsletter de Abc-Pack.com con la actualidad del sector, nuevos productos y ofertas de nuestros proveedores registrados. Este servicio es completamente gratuito y puede darse de baja de él cuando desee.
* Campo obligatorio



Top